Mi Pueblo
Libros

Senderos Vacceos II. En busca de la fuente de la eterna juventud

Por las tierras de Juan Ponce

Villafrades de Campos, 13 de Septiembre de 2017. Rafael Gómez Pastor

El pasado martes día 12 de septiembre, después del pequeño susto que nos dio el ya habitual incendio de los juncos del Berruez (hoy quien le bautizara con el nombre de "arroyo de los berros" se llevaría las manos a la cabeza al ver su estado), ese pequeño arroyo que desemboca en el Sequillo y que juntos ni siquiera consiguen tener agua suficiente para renovar su curso y liberarnos de sus mosquitos, que rápidamente fue sofocado por dos camiones de bomberos y helicóptero.

Para aquel que no lo conozca, y como pequeño apunte histórico diremos que el lugar en el que nace dicho arroyo es la ermita de Fuentes o antiguo Fuentes de Berruez que ya aparece poblado en el siglo X, discurriendo por un curso corto a lo largo de un prado en otro tiempo comuniego de Villalón y Villafrades (hoy terreno de labrantío), para desembocar en el Sequillo en un famoso barranco donde se asienta nuestro pueblo.

Ya días que ha terminado el jaleo de las fiestas y la paz reina en exceso por lo que no está demás cambiar la rutina diaria por una pequeña excursión para conocer nuestro entorno, esa parte de la Castilla miserable a la que alude Machado donde poco a poco nuestros pueblos se van despoblando y sus casas de adobes y barro vuelven a ser barros.

La temperatura es moderada y el grupo bastante numeroso para lo que es habitual en estas fechas. La excursión programada era conocer Santervás de Campos el pueblo donde naciera el descubridor de la Florida, Juan Ponce de León, en 1460.

Después de atravesar Villalón, continuamos nuestra marcha por una carretera comarcal sin detenernos en Fontihoyuelo que se encuentra situado en la margen derecha en una hondonada que le dio el nombre de "Fonte Foliolo" o fuente del hoyo y solariego de la familia Cabeza de Vaca. Más adelante un pequeño palomar en un altonazo nos anuncia que estamos llegando a la "villa de Carlón", hoy Villacarralón, donde destaca sobre el caserío, la imponente y descarnada torre de la desaparecida iglesia-cementerio de San Pedro del siglo XVI.

Llegamos a Santervás a la hora prevista y concretada con Nuria quien nos recibe junto al Ayuntamiento pues se había acordado dejar aquí los coches y no entorpecer las obras que se están realizando en el antiguo Priorato donde se piensa instalar la fundación o sede del aventurero Miguel de la Cuadra Salcedo.

Desde el privilegiado mirador de Valmadrigal desde el que se divisa todo el valle del río Araduey y junto a los tres ábsides, decorados con ricos capiteles, que forman la monumental cabecera de su Iglesia de San Gervasio y San Protasio, Nuria nos va contando la historia de su pueblo que poco difiere de la del nuestro, pues ambos surgen de la repoblación monástica de la zona llevada a cabo por los monjes benedictinos de Sahagún y a quien estuvieron sometidos ambos pueblos durante muchos siglos.



La antigua Villa Citi, hoy Santervás, al que pertenecen como pedanías el despoblado de Villacreces y el que no tardando lo será de Zorita de Loma, es un pueblo que merece la pena una visita, pues no en vano su alcalde Santiago Baeza es una de esas personas activas y emprendedoras que no se rinden fácilmente ante la adversidad y ha conseguido activar de nuevo el pueblo con un interesante mercado del peregrino que aglutina algunos artesanos, además de ser lugar de encuentro algunos años de la ruta Quetzal y que se instale una fábrica deshidratadora de forraje que mantiene una veintena de puestos de trabajo. Pero sobre todo ha logrado que se reconozca en el propio pueblo la importancia y admiración que sienten desde Puerto Rico y La Florida por la figura de Ponce de León cuando hoy día son tan discutidas y cuestionadas las figuras de los conquistadores hispanos.



El arte que atesora en su interior su Iglesia Parroquial, una de las joyas que perduran de las pequeñas iglesias y ermitas cristianas que subsisten de la repoblación mozárabe de esta zona es digno de elogio, donde destaca sobremanera un bello Cristo románico del siglo XII, un relicario en plata con reliquia de San Gervasio, e interesantes tallas de la escuela castellana de Santa Ana, San Blas, San Juan Bautista y los patronos Gervasio y Protasio.

Continuamos nuestra visita por Santervás de la mano de Nuria que nos muestra orgullosa la estatua de su paisano más ilustre, Juan Ponce de León, quien fuera el descubridor de la Florida y fundador de la ciudad de Cáparra en su búsqueda de las fuentes de la eterna juventud de cuya existencia le habían informado los indígenas. Juan Ponce murió en 1521 como consecuencia de las heridas sufridas de una flecha envenenada con que le hirieron los indios Calusa durante una expedición recorriendo las costas de Florida y sus restos descansan hoy en la catedral de San Juan de Puerto Rico.

La estatua que preside la plaza de Puerto Rico y ante la cual nos hicimos la foto de rigor es obra de Luis Santiago Pardo, sobrino de D. Paulino quien durante muchos años fuera Secretario del Ayuntamiento de Villafrades.

Sobre la parte más alta destaca una casona del siglo XVI, antiguo convento, que ha sido rehabilitada como albergue de peregrinos, y en cuyas obras aparecieron un sarcófago y losa sepulcral que se exhiben en la plaza. En la cueva o bodega de esta casona se ha habilitado recientemente el museo Ponce de León, donde decidimos embarcarnos en la aventura del descubrimiento de América, y nunca mejor dicho, puesto que el diseño de este museo que ha realizado Raúl Gómez semeja una carabela de esa época en la que muchos de nuestros paisanos se embarcaron en esa aventura de descubrir el Nuevo Mundo, siendo sin duda el más conocido Juan Ponce de León.



La decoración de los 600 metros de superficie del museo pretende recrear la forma de vida de aquellos aventureros de Tierra de Campos que se pusieron al servicio de la Corona de Castilla y combina elementos de la vida marinera de los siglos XV y XVI, con útiles de la cotidiana de las humildes gentes de esta zona que se embarcaron, que han perdurado hasta hace pocos años, representando en su conjunto una interesante colección etnográfica.


El tiempo no da para más y nos despedimos de Santi y Nuria, no sin antes comprarles algunos garbanzos y vinos de su propia cosecha (desde el año 2006 elaboran su propio vino titulado Lunas de Ponce con las variedades autóctonas de Prieto Picudo, Tempranillo y Malvasía) y la clásica lenteja pardina.

La siguiente parada estaba prevista en Melgar de Arriba donde habíamos acordado tomar un refrigerio con Dioni, (que se nos agregaba al grupo), en el chiringuito de la estupenda área recreativa que se ha habilitado junto al río y que los fines de semana congrega a buenas cuadrillas en su chopera y piscina, pero como no había tiempo para ello, tras una breve visita a las ruinas de la iglesia mirador de Santiago desde donde se divisa una bonita estampa del valle del Cea, nos fuimos en busca del "condumio" que habíamos reservado en un bar restaurante que ha acondicionado el Ayuntamiento de Monasterio en las antiguas escuelas donde dispone de un pequeño restaurante.

Comenzamos la tarde como era obligado visitando el monasterio de Vega de la Serrana que se erigió en 1555 en recuerdo de la desaparecida ermita de la Virgen de la Serrana que existía en este mismo lugar y que durante muchos años fue propiedad de los Benedictinos de Sahagún para pasar a manos particulares en el siglo pasado. Un pequeño paseo por las amplias y ajardinadas calles de su caserío nos condujo al Centro de interpretación Avifauna en un salón acondicionado para ello donde se muestran las especies de nuestro territorio terracampino, bien es verdad que hoy un poco descuidado, posiblemente por falta de medios para tenerlo dotado de personal.

No podía faltar tampoco, ya que nos pillaba de paso durante el regreso, la visita a una exposición etnográfica que se mantiene desde las fiestas de Bustillo de Chaves en una sala del Ayuntamiento. Esta muestra de enseres y ropajes de nuestro pasado es ya un clásico en las actividades culturales de Bustillo con la participación muy importante en ella de Lina. El pequeño contenido etnográfico que se muestra este año con el título "alcobas de nuestros antepasados", donde se exponen además algunos ropajes de la infancia y el matrimonio. Un paseo por las afueras del pueblo, nos lleva a un bonito paraje en cuyo centro existe una fuente que ha sido recientemente restaurada y después al alto o castillo de las bodegas y su mirador. Bustillo situado en una eminencia del arroyo "ahogaborricos", fue la antigua Villa Vela, propiedad de los Alfonso y solariegos de Inés Ramírez, más conocida por la Condesa de Villanueva. Posteriormente pasó a ser propiedad de Alfonso García de Zorita que a su vez había adquirido las vecinas poblaciones de Fuentes de Berruez, Villanueva, Gordaliza y Castrillo de Chaves, y más tarde fue del Almirante de Castilla ya en el siglo XV. En el pasado tuvo mucha fama por sus prados de ricos y abundantes pastos, considerados como dehesa boyal. Tiene como pedanía a Gordaliza de la Loma.

Como sé sobradamente que a Lina la encantan las historias de su pueblo y a modo de despedida he de decir que el despoblado de Castrillo de Chaves o Castrillo de Tapilas, hoy pago de la Pedrecina que se encuentra junto al arroyo del Castillo entre Bustillo y Villanueva, está poblado desde muy antiguo, posiblemente antes que Bustillo, pues se conoce como propiedad del Conde Fernando Vermudez de los año 912 al 954. En el siglo XIII acudían los vecinos de Villalón a por leña y cargaban escobas y espinos. Tuvo dos iglesias (San Pedro y San Miguel) y fue despoblado por una peste o mortandad antes de 1384. En el siglo XV fue vendido junto con Fuentes de Berruez, hoy ermita de Villalón, por Isabel Sánchez, su propietaria, a la villa de Villalón por 11.000 maravedíes. Reunido el concejo a toque de campana en el pórtico de la iglesia de San Miguel el día 10 de octubre de 1413, fue elegido Alfonso Fernández, para que fuera a tomar posesión, habiéndolo verificado en los solares de las iglesias de San Pedro, San Esteban y Santa Olaya, y en la de Santa María, única que a la sazón existía en ese momento de las siete que tuvieron los de Fuentes y Castrillo de Chaves.

Sin duda ha sido una grata jornada terracampina en busca de la fuente de la eterna juventud.

Enlaces relacionados:



  • Villafrades de Campos 2017. Programa de la Semana Cultural y Fiestas en Honor a la Virgen de Grijasalbas (09/08/17)
    Ver más>

  • Un día en Urueña (26/05/17)
    Ver más>

  • La vida es una semana (21/03/17)
    Ver más>

  • Semana Santa 2017. Villafrades de Campos (28/03/17)
    Ver más>

  • Bienvenidos al Veroño de los Santos (03/11/16)
    Ver más>

Villafrades de Campos

Ctra Palencia-León km 39
47606, Villafrades de Campos(Valladolid), Spain

Email: info@villafrades.net
Fomulario de contacto >