Mi Pueblo
Libros

En Villafrades, cuatro huevos son dos pares

El refranero castellano siempre acaba teniendo razón...

Villafrades de Campos, 2 de Mayo de 2018. Alfonso Gordaliza Ramos

Dicen que el refranero castellano es muy sabio. Yo nunca lo he tenido del todo claro; y digo esto a pesar de que tiro de refranes, proverbios y aforismos con mucha facilidad para ilustrar o reforzar mis afirmaciones y mis convicciones, tanto en conversaciones coloquiales y familiares, como incluso en otros ámbitos más profesionales.

Creer en los refranes ciegamente es una actitud bastante temeraria. Baste con decir que hay muchos refranes, quizás la mayoría, para los que podemos encontrar otro refrán que lo desmiente, en muchos casos de forma rotunda, con lo que no sabríamos a qué atenernos. Así pues, un mínimo de precaución es obligatoria antes de blandir un refrán como argumento.

Hay muchos refranes destinados a crear estereotipos de las gentes de distintos lugares, especialmente de los pequeños pueblos, aunque también los hay de muchas ciudades. La mayoría de estos refranes se regodean en aspectos negativos y seguramente son injustos y, algunos de ellos, hasta ofensivos.

Lógicamente, estos refranes destinados a caricaturizar de manera cruel y ofensiva a la gente de un pueblo, no nacieron precisamente en el pueblo en cuestión, sino en el pueblo de al lado. En algunos casos, imagino que sería la forma que tenían de vengarse de alguna afrenta recibida de ellos en el pasado por alguna disputa vecinal o simplemente una manifestación más de la envidia tan propia de este país.

En nuestro entorno cercano, todos conocemos alguno muy cruel como el que dice que "En Villalón, en cada casa hay un ladrón". A mí siempre me contaron que venía de la época de los mercados en la que se generaba mucha aglomeración de gente en la plaza y los despistados sufrían robos de los enseres que dejaban en los carros; particularmente, escuché muchas veces que se robaban las fiambreras en los tiempos del hambre de la posguerra. En descargo de nuestros vecinos villaloneses, me alegra saber que el mismo refrán se utiliza en otros muchos pueblos como Alcabón (Toledo) o Malagón (Ciudad Real), con lo que seguramente el refrán se aplica a Villalón simplemente porque acaba en "ón" y el asunto no tiene ninguna connotación más profunda.

También conocemos los refranes que se suelen asociar a otros de nuestros vecinos como el de "En Herrín, aprietan el dentín" y "En Guaza, abren la bocaza" que, por respeto y cariño a nuestros vecinos, no me atrevo a interpretar.

Y qué decir del refrán que se asocia a Villafrades: "En Villafrades, cuatro huevos son dos pares". Para mí, como villafradeño, este proverbio siempre me ha sonado a un halago que nos hacían nuestros vecinos al caracterizarnos de esa manera. Yo siempre he interpretado la frase en el sentido de que lo más característico de nuestra personalidad es que en nuestro pueblo las cosas son como deben ser, es decir, todo trascurre con cierta normalidad, las cosas se hacen a conciencia y son raras las excentricidades y las salidas de tono. Y no me parece que el refrán ande muy desencaminado. Lo que ocurre es que si consultamos los libros de historia (en versión actual, internet), este refrán se aplica a otros muchos municipios cuyo nombre rima con "pares". Especialmente se aplica a Alcalá de Henares (Madrid), pero también a Solares (Cantabria).

Las interpretaciones más abundantes y fundamentadas que se pueden leer son las que lo atribuyen a Alcalá de Henares, y parece que el dicho arranca en la época de la Alcalá universitaria del siglo XVI y trata de caracterizar el hecho de que en aquella época era una ciudad muy marcada por el espíritu universitario y, por tanto, por el saber, que es lo que hace posible que las cosas sean como tienen que ser.

Esta explicación la conozco desde hace tiempo, pero en mi fuero interno, yo nunca me he resignado a dejar de atribuir el origen del dicho a nuestro querido Villafrades, aunque la rima sea solo asonante y no consonante como en los otros casos.

Y hoy, precisamente, a día dos de mayo de 2018, todas mis dudas sobre este particular se han disipado. A modo de revelación divina, (nunca mejor dicho ya que la información me ha venido casi desde "el cielo"), al colocar las campanas de la Iglesia de Villafrades recién arregladas, con sus melenas renovadas y relucientes, se nos ha desvelado el secreto del verdadero origen del refrán y ya no me cabe ninguna duda de cuál es el pueblo con más argumentos para atribuírselo, que no es otro que Villafrades. Y para el que no se lo crea, una imagen vale más que mil palabras.

Un abrazo para todos los villafradeños. Quedáis todos emplazados a escuchar en directo en Villafrades el repicar de la nueva campana "Nuestra Señora de Grijasalbas", que corona la espadaña y que se ha fundido a imagen y semejanza de la antigua, con las leyendas renovadas y con un sistema automático con motor para el volteo.




  • Programa de Semana Santa de Villafrades de Campos (24/03/18)
    Ver más>

Villafrades de Campos

Ctra Palencia-León km 39
47606, Villafrades de Campos(Valladolid), Spain

Email: info@villafrades.net
Fomulario de contacto >